La internacionalización de Itera permite diversificar la cartera de clientes

¿Por qué una ingeniería española abre una oficina en India o en China? Quizás la respuesta más obvia pueda ir relacionada con los costes productivos. Pero cuando se habla de Itera la razón va más allá. Se trata de estar cerca del cliente para poder mantener su perfil de “ingeniería residente”.

Itera abrió su oficina en Pune, (India) para apoyar a un proveedor del sector del automóvil que requirió sus servicios. Servicios especializados en la mejora y optimización de procesos y de recursos. Una vez abierta la oficina, la mejor manera de mantenerla activa y rentabilizarla es integrar al equipo de India en el resto de proyectos. Y así se ha hecho. Desde esa oficina se apoya a proyectos como los que se están desarrollado para Stadler en el diseño de un cuadro de instrumentos y de dos cabinas de locomotoras.

De ser una oficina para el sector del automóvil, se ha convertido en un equipo más, dentro del organigrama de la entidad, que da soporte al resto de proyectos. 

Es decir, esta situación proporciona a la ingeniería española la posibilidad de abordar otros proyectos y clientes sin importar el sector ni el continente.

Otra de las ventajas de contar con equipos en diferentes latitudes es la posibilidad de atender las necesidades de cualquier industria. Itera, especializada en la optimización de costes productivos, pone a disposición de toda la industria su capacidad de optimizar y rentabilizar los recursos. Ahora, con Stadler, en el sector ferroviario. Mañana, maquinaria para el sector agroindustrial. A lo largo del año 2021, el objetivo… el sector aeroespacial.