Todo el mundo sabe de la importancia de generar un buen ambiente de trabajo y de los múltiples beneficios que supone ello: mejora la comunicación, fomenta la implicación dentro del equipo, aumenta los niveles de satisfacción, etc. Sin embargo, no todas las empresas son capaces de lograrlo debido a que una parte de ello dependen de factores ajenos a la propia organización como por ejemplo la afinidad entre las personas de un equipo, sus gustos personales, su carácter, la facilidad que tengan para entablar relaciones con otras personas, etc.

En Itera nos encantaría decir que nuestro ambiente de trabajo es excelente o inmejorable, sin embargo, estaríamos faltando a la verdad ya que todo se puede mejorar. Ahora bien, lo que sí podemos afirmar es que nos esforzamos por mejorar día a día el ya buen ambiente de trabajo que afortunadamente existe entre nuestros empleados. Y para que puedas comprobarlo por ti mismo te dejamos una muestra de fotos de las actividades organizadas durante el 2018 entre los diferentes equipos que forman Itera.