La Navidad ya está a la vuelta de la esquina y con ello, la celebración de la cena Itera con motivo de estas fiestas. El pasado viernes tuvimos la ocasión de compartir una divertida velada con los compañeros de trabajo y conocernos más allá del entorno laboral.

En esta ocasión, el lugar elegido fue céntrico (La Mafia se sienta a la mesa) y se optó por la fórmula de ofrecer mesas sin asientos designados favoreciendo la conexión entre empleados. Durante unas horas, compartimos mesa y mantel en un ambiente distendido y ameno.

Como clausura de la cena nuestro gerente Rafael Dolz junto con el fundador de la compañía Jordi Cebolla, dirigieron unas palabras a los asistentes. Discurso motivador recapitulando los resultados conseguidos este año, elogiando el trabajo de todo el equipo para conseguirlos y pincelando lo que se espera del nuevo año que, sin duda, viene cargado de proyectos.

La noche continuó con música y baile para seguir celebrando el cierre del año de trabajo y despedirnos antes de las vacaciones de Navidad.